miércoles

La efectividad como consecuencia


Como profesionales, ejerciendo nuestras actividades a diario; ¿somos capaces de percatar que nuestra forma de comunicarnos influye en la efectividad de otros?

La comunicación la desarrollamos en ocasiones sin percatarnos de que lo que expresamos afecta a terceros; y en una empresa mucho más, pues genera un ambiente de trabajo que en el tiempo puede chocar con la cultura y valores de la empresa.

Una persona, sí una sola persona; con el hecho de ser encargad@ o jefe puede lograr que un/a empleado/a o equipo a su cargo sea el menos productivo de la organización.

Es ocasiones, puede ser perjudicial sobre todo para los cargos de mando, el dar información incorrecta a su equipo o hacer comentarios dentro de lo que su punto de vista sucede/sucederá; sin medir antes las reacciones que pueden generar en el desempeño de los empleados.

¿Mi opinión al respecto?; es que ser jefe no es sólo tener un mayor rango o la posibilidad de delegar en otros tareas; es preocuparse por ser un ejemplo de mejora continua, de sacar lo mejor de tus empleados y compañeros, de predicar con el ejemplo, de saber involucrarlos al punto de que sean conscientes del valor de sus acciones y cómo influye en el beneficio de todas las partes.

Tocamos mucho el desarrollo de la marca de una empresa, pero debemos tener claro que la empresa está formada por un recurso humano; así que la marca se construye desde dentro.


Blogging tips